viernes, 7 de noviembre de 2014

Salon del manga de Barcelona

Lo se, lo se. Llevo ya mas de una semana, camino de dos, que no he publicado nada. Pero tengo una coartada solida. Desde la ultima semana de octubre he estado atareada preparando el viaje a Barcelona, que si maleta, disfraz, mil cosas mas de chica,... Las mujeres me entenderéis, he tenido que prepararme para un posible apocalipsis zombie y he llenado la maleta de acuerdo a ello. Y claro, si llega el fin del mundo, que te pille con el pelo arreglado y bien depilada. Que rollo es ser mujer.

El evento. El salón del manga fue... como decirlo en palabras. Una experiencia increíble. El entorno, la gente, el ambiente. Tuve tal saturación de todo, que hubo momentos que no sabia por donde andaba pinada. Tantas cosas que ver, que poder comprar. Tanta gente disfrazada con cosplays increíbles, ese asalto a por una foto con ellos. Era la primera vez que iba a un acontecimiento tan masivo. Ya había estado antes en otros salones del manga y comic, pero cosas pequeñas, no tan apabullantes como este. Fui un solo día, porque creo que no habría podido aguantar mas. Con un horario de nueve a nueve, a las nueve y veinte de la mañana ya estaba haciendo cola, y a las ocho marche por puro agotamiento.

Al final mi cartera no sufrió mucho, creo que fue porque vi tanto de todo, que ya nada me llamaba la atención. Y lo que si lo hacia, o no me entraba en la maleta o, principalmente, no me entraba en la habitación. Así que me fui con un par de juegos de mesa de caja pequeña y tomos de manga. Ahora os dejo las pruebas, para que hecheis un vistazo.


Este año era en homenaje a Pikachu, y había una gran presencia de Pokemon en todo el salón


Fui de Spyro, con un kigurumi que compre por Ebay. No pude llevar ninguno de mis cosplays hechos por mi ya que eran delicados de meter en la maleta. Pero aun así el traje estaba guay


Hubo exposiciones, talleres y un espacio Zen, ademas de los stands de merchandising


Pikachu fue el gran protagonista, incluso había uno que andaba por el salón y con el que te podías hacer fotos


Los cosplays de la gente flipantes. ¡Hasta Navi se iluminaba!


Capitanes y espadas de Bleach reunidos para la foto grupal


También había sitio para cosplays de temática no japonesa, como este grupo de El señor de los anillos


Y como tampoco podía faltar, Juego de tronos también tuvo su representación. Vi varios cosplays, pero me quedo con Khaleesi


Y aquí una muestra de la comida que hacían en los puestos de gastronomía japonesa. Todo lo que probé muy rico, salvo los takoyakis de pulpo, que no me gustaron porque no me gusta el pescado.

Y hasta aquí mi resumen del salón. Una experiencia para repetir cuando sea, o mas bien cuando la economía lo permita. Ahora una compensación por haber tenido el blog tan abandonado, subida múltiple de libros.

Nos leemos!